Últimas noticias

Éxito de la noche en vela

octubre 25, 2018 •

La noche en vela ha sido un éxito rotundo, compartimos este magnífico artículo del Diario La Verdad sobre tan especial... info

Visita La Calahorra

octubre 25, 2018 •

Visitas teatralizadas con cuentos y marionetas.   Durante nuestra estancia en Sierra Espuña, Murcia, realizamos varias funciones en la Torre del... info

El ecoturismo: oportunidad de negocio

octubre 25, 2018 •

“Creemos que el sector está creciendo, al igual que su demanda”, es la opinión de Amanda Guzmán, gerente de la... info

Turismo en Aledo

Librilla se encuentra en el Valle del Guadalentín, a tan sólo 23 km. de la capital de la región. El nombre de este municipio se lo dio el geógrafo árabe Al-Hidrissi, en el siglo XII, denominándolo Lymbraya, que significa "Barranco de los Espectros", en alusión a una profunda rambla que ya entonces atravesaba la villa dividiéndola en dos partes.
En el año 1243 el rey moro Ibn Hud le entrega la ciudad a Alfonso X. Posteriormente, en tiempos de Alfonso XI, D. Juan Manuel, adelantado del rey de Castilla en el Reino de Murcia, hereda este lugar dentro de los señoríos que pertenecían a su padre.
La importancia de la Villa se deduce de la fortificación y reparaciones de su castillo y murallas que experimentó durante muchos años. El escalonamiento de las fortalezas hacia el Valle del Segura, Lorca, Aledo, Alhama, aconsejaba custodiar todos los caminos que iban y venían a la frontera granadinoalmeriense, por lo que los Fajardo decidieron mantener y reforzar la acogedora Villa frente a Carrascoy, cuya carretera cruzaba estratégicamente el Valle hacia el camino de Cartagena.